24 noviembre 2011

Llanto y felicidad, en la llegada del buque Cuauht�moc a Acapulco - La Jornada Guerrero

“En esta histórica travesía se ha terminado con el mito marinero de que las mujeres a bordo atraen tormentas e infortunios”, expresó el capitán de navío, Marco Antonio Vila Vivaldo, al recibir al buque-escuela Cuauhtémoc, tras culminar el Crucero de Instrucción Mediterráneo 2011, en el cual, por primera vez, viajaron seis mujeres.

El buque arribó a las instalaciones de la octava Región Naval Militar pasado el mediodía, donde fue recibido por el presidente de la república Felipe Calderón Hinojosa, el secretario de Marina, Mariano Saynez Mendoza, y el de la Defensa Nacional, Guillermo Galván Galván, además del gobernador Ángel Aguirre Rivero, y el alcalde, Manuel Añorve Baños.

Apartados del acto oficial, decenas de familiares de los 56 tripulantes pertenecientes a la generación 2005-2010, esperaban, algunos de ellos bajo el rayo del sol, a que se aproximaran para darles la bienvenida.

Música, regalos, flores, fotografías y anuncios de bienvenida acompañaban los rostros de nervios, felicidad y llanto que esperaban al ser amado.

De acuerdo con Vila Vivaldo el crucero que duró siete meses y medio obtuvo un calificativo de “histórico e innovador” además de que se aplicaron las políticas de equidad de género que, aseguró, desarrolla el gobierno federal, con la participación efectiva de mujeres que se adaptaron “rápida y acertadamente” a las actividades cotidianas en un ambiente de respeto e igualdad.

“Quienes tripulamos esta embarcación, coincidimos en que nunca habíamos disfrutado de una mar tan tranquila y vientos tan benevolentes como los que nos acompañaron en este crucero. Es decir, a bordo de los buques de la Armada de México, las mujeres sí son de buena suerte”, dijo.

Indicó que luego del viaje los guardiamarinas están listos para enfrentar toda clase de retos en las tareas operativas de la Armada ya que “las tormentas y el candente cambiante carácter de la mar, ha templado su carácter para no sucumbir ante ninguna adversidad y mantener siempre el rumbo hacia adelante”.

Dijo que los jóvenes marinos incrementaron su acervo náutico y cultural al visitar países de antigua tradición marinera asesorados por capitanes, oficiales, clases y marinería además de la participación de nueve oficiales de la Marina Mercante y oficiales extranjeros de Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, España, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, Panamá, Perú y Uruguay.

El buque visitó 11 países y 16 puertos además de que, tras 29 años de vida como mexicano, el navegó a vela, por primera vez, en el antiguo Mar de Mármara y el Mar Negro.

Llanto y felicidad, en la llegada del buque Cuauht�moc a Acapulco - La Jornada Guerrero

No hay comentarios.:

Publicar un comentario