25 junio 2010

Riolando Villazón se presenta este sábado en el Forum Imperial

Con un programa especial dedicado a la música mexicana y especialmente a los boleros, el tenor Rolando Villazón anunció el tercero de una serie de 15 conciertos que se realizará en Acapulco.
En su gira internacional que comenzó en México, promueve su más reciente producción discográfica Mi México.
Ayer en conferencia de prensa celebrada en el hotel Quinta Real, el cantante, mejor conocido como en tenor lírico, dijo que la gira forma parte de las celebraciones del Bicentenario.
El proyecto, explicó Villazón, busca transmitir un mensaje positivo de nuestro país a otros lados del mundo pues admitió que las malas noticias llegan pronto.
Dijo que es necesario no olvidar lo positivo y regresar al México romántico que es necesario retomar con temas como Bésame mucho o Reloj.
Se informó que durante el concierto que se realizará el próximo fin de semana en el Fórum de Mundo Imperial, se realizará la grabación de un DVD que incluirá la participación del cantante en los conciertos previos ofrecidos en Guadalajara y la ciudad de México.
Sin olvidar el contexto de violencia que se vive en el país, el tenor aseguró que su mensaje en los conciertos posteriores será el de un México positivo.
“Regresar a México me ha hecho revalorar a mi patria y darme cuenta que la gente aquí, sonríe, que tiene la música en el alma a pesar de las vicisitudes”, exclamó.
Sin olvidar que el Mundial de futbol acapara la atención de la gente, el cantante agregó que la gira es mostrar luz, música y alegría al resto del mundo.
Del concierto y su propuesta musical, respondió que tiene arreglos de música para cámara, que conservan la intimidad y agregan la exhuberancia y el fuego que buscaban los autores.
“La música popular que se interpretará, fue considerada como música clásica porque capturan el alma del público al que se interpretó”, comentó.
Agregó que las piezas, representan una nueva versión para el resto del mundo que deben permanecer en la memoria colectiva.
Consideró necesario mantener la letra de las canciones en español porque indicó que la música es un regalo al público y “es entregarse a hacer el regalo, entregarme para la gente”.
El cantante de ópera –acotó– lleva su voz al límite y eso requiere mucha concentración, se juzga al cantante por una mala nota, pero uno está entregado a lo que le gusta.
Para el intérprete, la música representa la búsqueda de sí mismo en una constante sorpresa, “es lo que da la riqueza artística”, acotó.
Finalmente, se consideró un comunicador cuya herramienta imprescindible es la música. “Si algo quiero hacer con esta música es servir como un reflector para que las personas la escuchen. Quiero presentarles una versión diferente y decir ‘esto también es México’”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario