23 junio 2009

Deja crucero base en Acapulco, se va a Cozumel


El conocido "crucero mexicano" de la compañía Pullmantur, dejará su base en Acapulco para establecerse en Cozumel, confirmó el director de la Administración Portuaria Integral (API), Octavio González Flores.

     En entrevista, González Flores informó que el barco "Ocean Dream" estaba programado para iniciar operaciones en el primer semestre del 2009, pero el brote de Influenza canceló todo tipo de viajes y la empresa decidió detenerlo en Panamá.

     Agregó que había mucha incertidumbre al respecto ya que las autoridades no daban datos concretos sobre la influenza, "por esa razón la compañía lo detuvo en Panamá y la decisión de cambiar de puerto base fue totalmente de la compañía".
     Dijo que en estos momentos el Ocean Dream fue regresado a Portugal "porque no podían tener un barco parado para ver si pasa la epidemia, lo pusieron a apoyar una ruta que ya estaba operando allá".
     Expuso que después de que ya se había regresado el crucero, Pullmantur anunció por medio de su director general en México, Eduardo Barroso, quien expuso que regresarían en 2010 pero ya no con un barco sino con el proyecto del Caribe "van a utilizar una embarcación que incluya los puertos de Progreso y Cozumel".
      El ejecutivo de la API no descartó que el Ocean Dream deje de venir a Acapulco "viene una parte del año, ya no todo el año en el verano del 2010, van a estar combinando itinerarios entre el Caribe y el Pacífico y Europa y el Caribe mexicano".
     "Sí viene, pero hasta el verano del año que entra va a estar trabajando como Home Port pero cuatro meses al año solamente", indicó, negando así que se cancelen operaciones para Acapulco, "existe una ruta por todo el Pacífico y según tengo entendido se había vendido bien".
     Dijo que la API había invertido 2.5 millones de pesos para una remodelación de una de las bodegas para usarla como terminal de embarque y desembarque, "involucraba adecuación de la estructura y equipo especial de Rayos X para revisión del equipaje".
     González Flores afirmó que se ha cuantificado las pérdidas por las cancelaciones del viaje en Acapulco en 1.5 millones de dólares, que implicaba el arribo de 63 mil pasajeros y 31 mil tripulantes en 34 viajes.

     Al respecto, el secretario de Fomento Turístico, Ernesto Rodríguez Escalona, dijo que le da "muchísimo gusto" que la empresa ayude a "nuestros hermanos de Cozumel" donde se reciben 600 cruceros al año en contraste con los 100 que se recibieron aquí de octubre 2008 a mayo de 2009.


--
Juan José Belmonte Torres

No hay comentarios.:

Publicar un comentario