22 diciembre 2005

Mirador de hoy - Armando Fuentes Aguirre

No creo en la numerología, ni en cábalas o logogrifos, pero observo que las palabras "Navidad" y "familia" tienen el mismo número de letras.


En la noche de Belén no sólo nació Jesús: nació también una familia. Y nada importó que esa familia naciera en la pobreza, porque nació también en el amor. Por eso la Navidad es cosa de familia, por eso tiene ese calor de hogar que une entrañablemente a padres e hijos, a hermanos y parientes, y a esos amigos que son también como de la familia.


El mejor regalo navideño es darse unos a otros, entregarse a sí mismos en los preciosos dones del amor, el perdón y la reconciliación. Si una familia nació en la Navidad, en Navidad cada familia debe renacer.


¡Hasta mañana!...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario