25 julio 2010

Simulacros de guerra en Guerrero: Cómo sobrevivir al narco

Excelente reportaje

Milenio

ACAPULCO, Gro.- Aproximadamente cada media hora, durante todo el día, se escucha esto en las principales estaciones de radio locales:

“¡Protéjase! ¡Actúe de inmediato y no arriesgue su vida! La Secretaría de Seguridad Pública y Protección Civil le da las siguientes recomendaciones con el fin de brindar seguridad a usted y a su familia: en caso de una alteración al orden público, si escucha detonaciones de arma de fuego cerca de donde se encuentra, conserve la calma, evite correr o gritar, inmediatamente tírese al suelo con los brazos y piernas pegadas (sic) al cuerpo cuidadosamente. Si recibe alguna instrucción de delincuentes o autoridades, obedezca fielmente. Es por su seguridad. Guerrero. Un compromiso de todos”.

Son instrucciones de guerra. Instrucciones para que los ciudadanos salven la vida en caso de quedar atrapados en medio de balaceras contra el crimen organizado. Guerrero es el primer estado del país que, a través de spots en los medios de comunicación, orienta cada día de forma masiva a sus ciudadanos para que, resignadamente, convivan con esta realidad.

Todo empezó el pasado 15 de junio a las 10:10 de la mañana: en medio de una balacera entre sicarios y militares ocurrida en Taxco, la cual dejó un saldo de 15 muertos, la radio estatal Soy Guerrero, alertaba a la gente para que no saliera a la calle ni se asomara a los balcones de sus viviendas.

Dieciocho días después, el sábado tres de julio, los guerrerenses se enteraban que recibirían adiestramiento en escuelas y lugares públicos para saber cómo reaccionar ante las constantes balaceras que ya han dejado numerosas bajas en la zona. El secretario de Educación guerrerense, José Luis González de la Vega, daba a conocer que habría simulacros de tiroteos en al menos 10 mil 200 planteles que atienden a más de un millón 200 mil alumnos de nivel básico, primaria y secundaria. La idea, dijo, es instruir a los niños y adolescentes y a sus maestros y padres para que sepan cómo reaccionar en los tiroteos.

El primer simulacro se realizó en Chilpancingo, en la escuela primaria José Martí, el primero de julio. El segundo en la escuela Juan Ruiz de Alarcón, en Taxco, un día después; el viernes dos de julio. En las fotografías de los ensayos se aprecia a niños uniformados tirados en el piso junto a sus pupitres en posición de “pecho-tierra”. Acapulco e Iguala serán las siguientes ciudades donde se realizarán estos ensayos, que se extenderán a la conflictiva región de Tierra Caliente.

Un día después del anuncio de la Secretaría de Educación local, el domingo cuatro de julio, el general de división Juan Heriberto Salinas Altés, secretario de Seguridad Pública de Guerrero, ampliaba la información y daba a conocer que los simulacros de balaceras no sólo se realizarían en las escuelas, sino que se extenderían a lugares públicos como centros comerciales. El militar reconocía que las fuerzas policiales no son suficientes para contener este tipo de violencia, por lo que el gobierno de Guerrero consideraba necesario involucrar a la población para que, ante un eventual enfrentamiento, evitara caer presa del fuego cruzado. Y sentenciaba que no había opción: “No se tiene previsto que la situación vaya a cambiar. Los tiempos de antes no volverán”.

El origen de esta decisión radical se ubica aquí, en Guerrero, el 14 de abril pasado, cuando se produjo un intenso tiroteo en plena Costera de Acapulco, zona turística por excelencia. Allí, como consecuencia de la balacera entre sicarios y efectivos de la Policía Federal, siete personas murieron. Entre las bajas colaterales estuvieron dos menores de ocho y 12 años (una niña y un niño) y su madre. Los tres viajaban en la camioneta de la mujer cuando el vehículo fue alcanzado por al menos 25 balas. Un taxista también murió y resultaron heridos dos turistas del Distrito Federal y tres lugareños.

Un grupo de ciudadanos destacados de la sociedad guerrerense y acapulqueña, angustiados por la posibilidad de que las balaceras y los fuegos cruzados atraparan de nuevo a más ciudadanos, solicitaron orientación a la Secretaría de Marina. “¿Qué hacemos en casos como ésos?”, preguntó Karla Garibo Muñúzuri, presidenta del Grupo Aca (organización civil de empresarios, comerciantes, intelectuales, periodistas y notables que reúne a buena parte de los sectores sociales del lugar, y ante la cual cada proceso electoral hacen pasarela los candidatos no sólo a la alcaldía sino al gobierno de Guerrero) al almirante José Santiago Valdez Álvarez, comandante de la Cuarta Región Naval, durante una reunión que sostuvieron días después del atentado. El marino se comprometió a orientarlos. Y así lo hizo. Les envió un pequeño manual con una introducción redactada por él de la cual M Semanal tiene copia. En ella el almirante se refiere a las amenazas de las balaceras entre sicarios, o entre criminales y fuerzas federales, y sugiere a la población evitar actividades que no sean estrictamente necesarias para que no se conviertan en una “estadística” más de la delincuencia. El almirante advierte también que las sugerencias que hace su comandancia no son “infalibles”. Este el texto que redactó como introducción al manual preventivo:





ESTADOS UNIDOS MEXICANOS

ARMADA DE MÉXICO

OCTAVA REGIÓN NAVAL



I.- INTRODUCCIÓN

Debido a los múltiples actos de delincuencia que se han suscitado y que son causa de la ola de violencia cotidiana en la que todos estamos expuestos a ser víctimas, tales como: enfrentamientos en vía pública entre sicarios o contra autoridades federales, secuestros, extorsiones y otras, que traen como consecuencia, serios problemas de inseguridad y temor en la sociedad; es importante adoptar algunas medidas que ayuden a minimizarlos.



Es por ello que en el intento por atenuar estos serios riesgos que amenazan la tranquilidad de las familias y que en muchas ocasiones son expuestas durante la realización de las actividades que realizan en la vida cotidiana, la Comandancia de la Octava Región Naval, proporciona algunas recomendaciones como medidas y acciones de seguridad para evitar algunos riesgos para la sociedad.



No debemos olvidar que es importante tener en mente que al evitar realizar actividades que netamente no sean necesarias, disminuiremos el riesgo latente de ser víctimas de las estadísticas de la delincuencia organizada; así mismo debe de considerarse que las recomendaciones que aquí se expondrán no son en su totalidad un medio infalible, por lo que la población extremará su sentido común de acuerdo a la situación que se presente, como medio alterno para evitarlos.



Espero que este breviario de medidas de seguridad sea de gran utilidad para usted y su familia.



ALMIRANTE C.G. DEM

COMDTE. VIII REGIÓN NAVAL

JOSÉ SANTIAGO VALDÉS ÁLVAREZ



:::

Karla Garibo narra a M Semanal que no sólo fue aquella balacera lo que impulsó a los guerrerenses a pedir ayuda a la Marina, sino los correos que recibían de presuntos narcotraficantes. En estas misivas electrónicas los supuestos narcos le decían a la población qué hacer y qué no hacer en caso de balaceras. “No era posible que nada más ellos nos dijeran qué hacer, necesitábamos una posición, una orientación de las autoridades”, recuerda Garibo. Y muestra uno de aquellos correos, que también fueron enviados a ciudadanos de Morelos:



“LES QUEREMOS INFORMAR A TODOS QUE EFECTIVAMENTE NOS ENCONTRAMOS EN UNA GUERRA POR ESTOS TERRITORIOS PARA LO QUE ES EL TRAFICO DE DROGA!!! ESTE NEGOCIO ES DE MUCHOS MILLONES DE DOLARES, NO CREAN QUE SOLO ES POR EL LUGAR, ASI QUE LES INFORMAMOS QUE APARTIR DE ESTE PROXIMO FIN DE SEMANA VAMOS A TERMINAR CON LA LIMPIA QUE HEMOS VENIDO HACIENDO CON NUESTROS RIVALES... ASI QUE NO SALGAN POR QUE VA A ESTAR MUY PERO MUY CABRON... YA ESTAMOS APALABRADOS CON NUESTROS CONTRARIOS QUE NOS VAMOS A ACRIBILLAR ESTE FIN DE SEMANA DONDE NOS ENCONTREMOS... MUCHOS COMPAÑEROS NUESTROS VISITAN DIFERENTES BARES, ANTROS Y CANTINAS TODOS VESTIDOS DE NEGRO Y ASI NOS VAMOS A IDENTIFICAR PARA MATAR A LOS CONTRARIOS... ASI QUE LES RECOMENDAMOS NO VISTAN ROPA OBSCURA, POR QUE SERIA PONERTE COMO BLANCO PARA NUESTROS CONTRARIOS...NO SE PREOCUPEN ESTE FIN DE SEMANA VAMOS A TERMINAR CON TODO ESTO Y LAS RATAS DE LOS HIJOS DE PUTA QUE SE QUIEREN METER A NUESTRO TERRITORIO... YA MUY PRONTO VOLVERA LA TRANQUILIDAD A ESTE BELLO ESTADO POR QUE LO QUEREMOS MUCHO AL DARNOS A GANAR MUCHOS MILLONES DE PESOS, Y NO SE LOS VAMOS A DEJAR A UNOS PENDEJOS CUALQUIERA… ASI QUE MEJOR NO SALGAN POR QUE EL PROXIMO FIN DE SEMANA SERA EL MAS VIOLENTO DE TODA LA HISTORIA DE MEXICO...Y POR FAVOR MANEJEN TRANQUILOS Y CON PRECAUCION... POR QUE VAMOS A ESTAR MUY ALERTAS DE CUALQUIER COSA EXTRAÑA Y NO VAMOS A DUDAR A MATAR A QUIEN SEA... ESE ES NUESTRO TRABAJO Y LO SABEMOS HACER MUY BIEN!!! CUIDENSE Y PIDAN QUE TODO NOS SALGA MUY BIEN Y ACABEMOS CON ESTAS RATAS, Y SECUESTRADORES... NUESTRO NEGOCIO SOLO ES TRAFICAR DROGA



ATTE

EN MEMORIA DEL JEFE DE JEFES!!!!”.

:::

Una de las recomendaciones de la comandancia regional de la Marina tiene que ver precisamente con la posibilidad de que los ciudadanos se topen con grupos armados del crimen organizado. Se lee en el manual:



G. QUE HACER EN CASO DE QUE ALGUN GRUPO ARMADO LE MARQUE EL ALTO

1.- Deténgase de inmediato, NO HUYA, ni trate de evadir el alto, le pueden confundir y disparar. (Comúnmente los sicarios o delincuentes, al no estar seguros de si el detenido es la víctima prefieren marcarle el alto para cerciorarse de que sea).



2.- Encienda la luz interior y ponga las manos arriba, guarde la calma, no se ponga a la defensiva, recuerde que los agresores pueden actuar de una manera inadecuada y el menor tipo de malestar los puede irritar haciéndolos perder la paciencia y de esta manera “actuar”.



3.- Posiblemente le ordenaran que se identifique HÁGALO, sin titubear, (recordemos que el que nada debe nada teme) y muestre su identificación.



4.- NO PREGUNTE ni hable, conteste lo que le pregunten más no hable de más (Comúnmente: ¿en dónde vive?, ¿a qué se dedica?, ¿de quién es el vehículo? etc.).



:::

Pero, ¿qué opinan miembros de la sociedad guerrerense y acapulqueña de todo esto? Covadonga Gómez, directora general de la Asociación de Hoteles y Empresas Turísticas de Acapulco (AHETA), que aglutina a los hoteles, restaurantes, bares y discotecas más importantes del lugar, está de acuerdo con que se realicen estos simulacros y cree que esto no afectará al turismo: “El mundo y México han cambiado y hemos que tenido que entrar a un sistema de vida muy diferente al de otros años. Como madre pienso que tenemos que aprender a vivir estas nuevas situaciones. Hay países que tienen que prepararse para cosas como el terrorismo, y lo digo yo que viví en España al final del franquismo. Ahora tenemos en México que estar preparados para esto. Ni modo. Así está esta situación. Empezaron en el norte con simulacros de balaceras, y ahora tenemos que aprenderlo nosotros”.



JPBA: Es un poco triste como país tener que prepararse para esto, ¿no?

CG: Desde luego que es triste, pero hay otros países que también sufren terrorismo. Si hay una manera de poder salvaguardarnos y es ésa (los simulacros de balaceras), pues que sea ésa. Si así están las cosas, tenemos que estar preparados para defendernos y para cualquier situación.



JPBA: Es duro que los niños tengan que aprender a convivir con balaceras y a obedecer delincuentes, ¿no?

CG: Sí, desde luego… Pero yo, como ciudadana, como Covadonga Gómez, creo que tenemos que entender que no podemos contar con un policía para nos cuide a cada uno. Nosotros tenemos que aprender también a manejar nuestra propia seguridad. Ni modo, desgraciadamente suceden ya cosas muy extrañas en México y en todo el mundo.



JPBA: ¿Afecta al turismo?

CG: No, no, no, no. Digo, hay muchos turistas que a lo mejor vienen de estados que están peor que nosotros. No hay ningún turista que venga del paraíso porque ya no existe el paraíso. Lo que ha sucedido en Acapulco desgraciadamente sucede en otros lugares. Los turistas vienen y seguirán viniendo. Acapulco es muy noble, ha aguantado y aguanta mucho. Mira, se cayeron las Torres Gemelas y la gente sigue yendo a Nueva York. Ya no hay una sola parte del mundo que esté exenta de violencia, así que lo que nos queda a nosotros es seguir adelante.



JPBA: ¿Tienen miedo cuando ven convoyes militares y policiales?

CG: No, al contrario, al contrario. La percepción de la gente aquí es qué bueno que hay vigilancia, qué bueno que tenemos vigilancia. Al principio a lo mejor la gente veía y decía qué barbaridad, pero hoy no, al contrario. Preferimos ver a los policías y militares y marinos que no ver a ninguno.



JPBA:¿Y miedo a los narcos, a sus camionetas blindadas en restaurantes, en antros?

CG: La mejor prueba de que no cambian los hábitos y que la gente va a las discotecas y se divierte igual es ver los fines de semana cómo están llenísimas las discotecas, y los puentes y vacaciones ni hablemos. Yo que salgo mucho no percibo eso. La franja turística como que está a salvo. Aquí no ha pasado lo que ocurrió en Cuernavaca, donde de plano la gente sí dejó de salir: yo misma le dije a mi hija que no saliera porque estudia allá.

:::

Por su parte, Garibo avala los simulacros y cuenta que sí han cambiado los hábitos por la presencia de los narcos: “En Grupo Aca tuvimos la presencia de nuestro comandante de la octava región naval, el almirante José Santiago Valdés Álvarez, y le solicitamos un manual ciudadano por parte de las autoridades, porque el Ejército y la Marina han recibido entrenamiento para saber qué hacer; en el caso de la balacera de abril, cuando hubo gente que quedó en medio del fuego cruzado, ¿qué podíamos hacer los ciudadanos comunes al respecto, cómo podíamos prepararnos para eso? Y nosotros recibimos un manual de la Secretaría de Marina para saber qué hacer no sólo en estos casos sino en casos de extorsiones, secuestros, robos de vehículos, e inclusive de los retenes, si nos bajamos o no. Es decir, saber qué hacer si la vida de los ciudadanos corre peligro”.



JPBA: ¿Qué opinas de los simulacros?

KG: Está bien que se realicen. No por toda la gente va a ser bien visto, pero si nuestros hijos están en las escuelas y reciben esta capacitación pueden, en un momento dado, salvar su vida. Desearíamos que fuera una situación que no se viviera, y que en vez de una prevención de una balacera no hubiere balaceras, pero si está sucediendo no podemos cerrar los ojos, tenemos que enfrentar la situación preparándonos como ciudadanos para saber qué hacer y no ser víctimas en un fuego cruzado. Aunque estas medidas puedan sobresaltarnos un poquito al inicio, y causarnos un poquito de escozar porque no estábamos acostumbrados a vivir de esta manera, tenemos que acatarlas y ser muy responsables. Nosotros vamos a poner esto de nuestra parte como ciudadanos, pero ahora queremos resultados. El narcotráfico es un problema que nos pega y nos duele no sólo aquí, sino en todo el país.



JPBA: ¿No es resignarnos, derrotarnos… Ya vivimos esto, estamos en guerra y ya ni modo? ¿Esta es ya tierra del narco, zona de los cárteles?

KG: Como ciudadanos no es así. Como ciudadanos hay temor, porque de repente ves pasar a los militares, hay llamados de la ciudadanía para que sean más discretos, pero también hay un llamado para que el Ejército esté presente. Pero no estamos como en Chihuahua, fuera de control, y no queremos que Guerrero acabe así; ahora bien, cuando ves a las camionetas blindadas de estos cuates, eso sí que produce temor. La gente lo comenta: si coincides en algún restaurante te retiras, ¿no? Evitas quedarte ahí. Pagas y te vas para no exponerte cuando los detectas.



:::



Alejandro Oscos es director del colegio Nautilus. Le entristece el daño psicológico que puedan sufrir los niños por los simulacros de balaceras, pero entiende que son pertinentes: “Estamos en una situación como en la guerra de Los Balcanes, como en Afganistán, como en Colombia, una situación muy crítica de enfrentamientos entre grupos armados. El gobierno tenía que dar alguna recomendación. A mí me parece bien por un lado, pero por otro es una expresión muy estresante que los niños puedan estar haciendo simulacros en las escuelas. Ese tipo de eventos son muy dramáticos para los niños, y eso es preocupante en su crecimiento. Si tú lees sobre los niños que padecieron la guerra de Los Balcanes en los años ochenta y noventa, ya veían con normalidad que la gente se tiroteara en las calles. Iban por el pan o la leche y traz-traz-traz, de un lado al otro, y eso ya era normal. No podemos habituarnos a estar percibiendo la destrucción de un grupo de ser humanos por otro. Eso no es nada halagador para un niño, para su desarrollo.



JPBA: ¿Qué opina de que se transmitan spots todo el día?

AO: Ya no nos queda de otra. Si esto es incontrolable, hay que tener mínimamente un equipo de supervivencia, y en este caso ese equipo parece que son los simulacros y los spots. Es una situación inevitable, pero como educador y director de una escuela, reitero, me resisto: para la salud mental no es halagüeño. Una cosa es hacer simulacros de un temblor o de un huracán y otra de una balacera. Qué triste. Me resisto a que los niños tengan como hábito o costumbre una situación de guerra donde les disparan, una guerra que ni siquiera tiene reglas o códigos como otras. Llegar a esto es como una desesperanza social, como una resignación social…



Las cifras

Desde que inició la guerra y hasta 2009 las ejecuciones anuales aumentaron

145.5% en Guerrero



El promedio mensual de ejecutados creció 165% entre 2007 y 2010



De acuerdo al conteo de Milenio, este 2010 Guerrero tiene un año violento en cuanto a las ejecuciones ligadas a la guerra contra el crimen organizado: tiene un promedio de casi ochenta ejecuciones por mes (79.3, sin contar julio), al menos dos por día.



Ejecutados en Guerrero durante 2010

Enero: 75

Febrero: 69

Marzo: 129

Abril: 55

Mayo: 92

Junio: 56

Julio: 26

Total parcial: 502



Ejecutados por año

2007

Total nacional: 2,773

Total Guerrero:

359 (12.9%)



2008

Total nacional: 5,661

Total Guerrero:

465 (8.2%)



2009

Total nacional: 8,281

Total Guerrero:

881 (10.6%)



2010

Total nacional: 6,935

Total Guerrero:

502 (7.2%)



En los cuatro años de esta lucha Guerrero concentra, en promedio, el 9.7% de las ejecuciones.


Simulacros de guerra en Guerrero: Cómo sobrevivir al narco: "- Enviado mediante la barra Google"

No hay comentarios.:

Publicar un comentario