18 junio 2010

Combate IMSS obesidad de adultos mayores

·                     Servicios Médicos y Prestaciones Sociales unen esfuerzos y programas para      mejorar la calidad de vida de los asegurados

 

 

La delegación Guerrero del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en su lucha por combatir la obesidad y el sobrepeso, exhorta a los adultos mayores a sumarse a este esfuerzo integrándose a las actividades deportivas y acudiendo los módulos PREVENIMSS para mejorar su calidad de vida.

La Coordinación delegacional de Salud Pública indicó que desde hace dos años la población de adultos mayores ha mantenido un 70 por ciento en el índice de obesidad y sobrepeso. Al respecto nutriólogos del Hospital General Regional (HGR) No.1 Vicente Guerrero, señaló que estos padecimientos son muchas veces los causantes de enfermedades crónicas degenerativas como el cáncer, la diabetes, problemas cardiovasculares, pulmonares, osteoporosis, y hasta enfermedades de la conducta, como la depresión.

Estudios han concluido que para lograr un envejecimiento saludable se debe considerar  a la alimentación y el ejercicio como parte fundamental de nuestra vida diaria. Muchas veces los adultos mayores pierden la capacidad de valerse por sí mismos, más que por la propia edad, por la inactividad, perdiendo equilibrio, flexibilidad, fuerza y resistencia y es a través del ejercicio como se puede recuperar o mejorar la condición física, indicaron.

Los especialistas del IMSS  recomendaron a esta población la práctica de ejercicios aeróbicos de moderada intensidad por 30 minutos diarios, cinco veces a la semana; ejercicios aeróbicos vigorosamente intensos por 20 minutos diarios, tres veces a la semana; además de implementar en la rutina ejercicios de fuerza y equilibrio.

En cuanto a la alimentación, los alimentos que no deben faltar en los adultos mayores de 65 años de edad son: una o dos tazas de leche o yogurt descremados; uno o dos huevos enteros (unas tres veces a la semana y sin temor al colesterol); 120 gramos de pescado fresco;  verduras crudas o cocidas; dos a tres frutas (de preferencia con cáscara y frescas, no jugos y/o cocidas); dos a cuatro tortillas de preferencia integrales; leguminosas dos veces por semana (previamente remojadas por 24 horas y cocidas a fuego bajo-medio para que no produzcan gases); poca cantidad de azúcar y sal y seis a ocho vasos de agua.

Una combinación adecuada que sustituye a las carnes son los frijoles con arroz,  y las lentejas con tortillas, señaló.

Algunas acciones que lleva a cabo el instituto para prevenir las enfermedades crónicas degenerativas es a través del programa PREVENIMSS en donde los asegurados pueden acudir para que se les realicen acciones como la detección de diabetes y/o hipertensión arterial, evaluación del estado nutricional, aplicación de vacunas, entre otras.



--
Juan José Belmonte Torres

No hay comentarios.:

Publicar un comentario