24 junio 2009

obispos exigen investigar asesinato de sacerdote

CHILPANCINGO, martes 23 de junio de 2009 (ZENIT.org-El Observador).- Los obispos de la provincia mexicana de Acapulco, han emitido un documento mediante el cual han hecho frente a la situación de incertidumbre creada por los acontecimientos violentos que causaron la muerte de un sacerdote y dos aspirantes al Seminario en la conflictiva región de Tierra Caliente, concretamente, en la diócesis de Ciudad Altamirano.

El asesinato el pasado sábado 13 de junio en el pueblo de Arcelia del Padre Habacuc Hernández Benítez y de dos jóvenes que se preparaban para entrar al Seminario, Eduardo Oregón y Silvestre González de la diócesis de Ciudad Altamirano, "ha tocado muy de cerca a la Iglesia", advierten los prelados de la provincia, mismos que encabeza monseñor Felipe Aguirre Franco, arzobispo de Acapulco..

"La violencia que prevalece en algunas regiones del Estado de Guerrero alcanza a mucha gente inocente. Los hechos de violencia provienen, en gran parte, del crimen organizado que se ha constituido como un poder que produce inseguridad y miedo", advierten en su comunicado los obispos.

Firmado también por los titulares de Chilpancingo-Chilapa, Ciudad Altamirano y Tlapa, el comunicado advierte que la Iglesia "exige a la autoridad competente una investigación a fondo sobre los motivos y los autores de este crimen".

Una vez más, subrayan los prelados, la Iglesia quiere decir que es imprescindible combatir al crimen organizado, siempre que sea integral. Esto quiere decir que si bien, es necesaria la participación de las fuerzas de seguridad para frenar a los grupos criminales, ésta tiene que estar acompañada de una atención a los derechos humanos de la población".

"Este esfuerzo tiene que incluir también la lucha contra la corrupción, la atención a la situación económica de los mexicanos, la educación en los valores necesarios para la convivencia social y la rehabilitación de los adictos a las drogas", dicen en su comunicado los obispos de la Provincia de Acapulco.

Más adelante advierten que el próximo 5 de julio, habrá elecciones federales, para elegir a los diputados de la República, "momento crucial en nuestra historia de México envuelta entre luces y sombras, por los constantes conflictos violentos, los atropellos a los derechos humanos por parte de quienes nos deberían cuidar como es: el Estado y sus autoridades".

En ese sentido, dicen, "como pastores tenemos la responsabilidad de dar una palabra sobre las elecciones y por esta razón, exhortamos a todos en el Nombre del Señor Jesús a que busquemos el bien común de la nación".

Ejemplificando esto, subrayan los obispos en su comunicado, "una manera de hacerlo es participando con madurez y responsabilidad en estas próximas elecciones federales, analizando cada una de las propuestas de los diferentes candidatos y partidos políticos y así construyamos juntos la historia de nuestro país".

Ante la corriente de opinión que está pugnando por el voto nulo o por el voto en blanco en las próximas elecciones, los prelados de Guerrero han dicho que "somos responsables de los acontecimientos que vivimos: tanto alegres, como también de dolor, de tristeza y esperanza. Por eso en nuestra nación mexicana, que quiere ser democrática, tenemos que ejercer nuestra responsabilidad de ciudadanos dando nuestro voto, por quienes buscan servir a la nación con justicia, libertad, verdad, servicio y amor".

En su mensaje los purpurados cuyo metropolitano es monseñor Aguirre Franco, afirman estar "conscientes de los enormes riesgos que hoy en día corren las autoridades, pues la corrupción ha alcanzado esferas muy altas en el poder público y es por eso que necesitamos como Iglesia que los laicos se formen en la doctrina social de la Iglesia para que asumiendo su misión en el mundo, den respuesta a las esperanzas de los jóvenes que no creen en la política, ya que están al margen de su desarrollo y participación".

Además de monseñor Aguirre Franco, firman el documento monseñor Alejo Zavala Castro, obispo de Chilpancingo-Chilapa; monseñor Maximino Martínez Miranda, obispo de Ciudad Altamirano y monseñor Oscar Roberto Domínguez, obispo de Tlapa.


Catholic.net - La Iglesia hoy

No hay comentarios.:

Publicar un comentario