14 junio 2009

Asesinan a un sacerdote y dos seminaristas en Guerrero


- No pediremos seguridad estamos en manos de Dios y que la providencia nos proteja: Arzobispo

 


Un sacerdote y dos seminaristas fueron asesinados a balazos cuando circulaban en un vehículo en Ciudad Altamirano, en la región de la Tierra Caliente de Guerrero, confimó

 el arzobispo de Acapulco, Felipe Aguirre Franco.

      En  conferencia de prensa después de celebrar la misa en la iglesia de Nuestra Señora de la Soledad, monseñor Aguirre Franco reportó que el sacerdote Habacuc Hernández Benítez que trabaja en el seminario  con dos seminaristas  Eduardo Oregón Benítez, Silvestre González Cambrón, se dirigían a una reunión pastoral vocacional en un vehículo.

     "No sabemos hasta ahora como estuvieron las cosas, estamos prejuzgando y reflexionando  en que vieron que eran unos jóvenes,  había pasado un enfrentamiento  y que   ellos  iban  en un carro,  no se pararon", señaló sin abundar en el  hecho.

      Aseguró que los cuerpos presentan disparos por la espalda y dijo que el obispo de Altamirano que  estaba en la ciudad de Toluca  se va a trasladar esta tarde para estar  en  el lugar donde serán sepultados.

     "Nosotros estaremos en Chilpancingo las cuatro Diócesis  para reunirnos el lunes y el martes y ver esta situación que se esta viviendo en el estado de Guerrero y haremos un comunicado" aseguró el arzobispo.

       "Esto es un golpe muy doloroso para  Guerrero y para la Iglesia de esta diócesis de Altamirano, nos duele el asesinato del sacerdote y los jóvenes quienes apenas entrarían al seminario por que estaban en   un seminario en familia", señaló y en nombre de Dios pidió, rogó y exigió cese a la violencia, "en ocasiones la ciudadanía son escudos humanos".

      "Nos convertimos en rehenes en esta confrontación violenta de ajustes de cuenta de los carteles que están sobre nosotros, eso también trae unos contagios  que a veces  sin ser personas de los carteles,  imitan esta acciones violentas y  quieren llevar acabo lo que es la ley de la selva, la ley del revolver  de la pistola del ajuste de cuentas  del derramamiento de  sangre, es una sociedad que se esta  cainizando es decir el hermano que mata al hermano".

      Asimismo indicó que  las fuerzas armadas no "bastan" para   resolver el problema integral del narcotráfico  y la violencia por lo que es necesario que existan  acciones  que atiendan de manera integral este problema ya que de se estaría en una guerra sin fin.

      Aguirre Franco dijo que ante estos hechos no  solicitaran seguridad ya que están en manos de Dios y que la providencia los proteja ya que son ciudadanos como todos los demás y no vamos a pedir seguridad, " necesitamos la ayuda de Dios pero no hay pánico solo tomaremos las precauciones necesarias para evitar confusiones.

 



--
Juan José Belmonte Torres

No hay comentarios.:

Publicar un comentario