22 noviembre 2006

Muere uno de los presuntos participantes en balacera registrada en Acapulco

- Fue abandonado por un grupo de hombres armados en un hospital
privado, en donde falleció minutos después

Uno de los presuntos participantes
en la balacera registrada esta madrugada en la colonia Progreso de
este puerto murió luego de ser abandonado en el hospital privado Santa
Lucía ubicado a unos 50 metros de la zona turística por un grupo de
hombres armados.
Versiones extraoficiales indican que esta persona fue abandonada
por desconocidos en este nosocomio privado minutos después de las tres
de la madrugada, por lo que no se descarta que haya sido herido
durante la refriega.
De acuerdo al reporte del Servicio Médico Forense (Semefo) el
occiso recibió tres impactos de bala de cuerno de chivo en el abdomen
que le provocaron hemorragia interna. Los doctores no pudieron hacer
nada para salvarle la existencia por lo que al fallecer llamaron al
Semefo.
Fuentes policíacas indican que este es sujeto es uno de los
presuntos integrantes de uno de los grupos que se enfrentaron a
balazos en las calles de la colonia progreso de Acapulco.
El sujeto era de tez blanca, vestía una camisa manga larga de
color azul cielo, pantalón de mezclilla, botas tipo militar, mide
cerca de un metro con 90 de estatura y tenía aproximadamente 35 años.
El cadáver permanece en calidad de desconocido en el anfiteatro
de la ciudad y fue levantado por personal del Semefo a las 07:00
horas, sin embargo, este hecho se supo hasta las 15:30 horas debido al
hermetismo con el que se manejo el caso por parte de las autoridades.
Cabe recordar que esta madrugada dos grupos armados con rifles
AK-47 y AR-15 se enfrentaron a balazos en la colonia Progreso, ubicada
en el centro del casco urbano del puerto de Acapulco.
De acuerdo a información de la Policía Investigadora Ministerial
(PIM), el enfrentamiento inició alrededor de las dos de la mañana, y
sólo se tuvo conocimiento de algún herido pues en el portón de la casa
número 51 de la calle Guanajuato se encontraron manchas de sangre.
La balacera se concentró en la avenida Niños Héroes, columna
vertebral de la colonia Progreso, y en las calles aledañas de
Guanajuato, Durango y Chapala, las cuales fueron cerradas a la
circulación por aproximadamente 100 elementos de la Policía Preventiva
municipal.
Los peritos de la Procuraduría de Justicia del Estado encontraron
dos rifles AR-15 en la casa 204 de la calle Querétaro y en una
miscelánea de la calle Niños Héroes. De igual forma contabilizaron
alrededor de 40 casquillos percutidos de distintos calibres.

--
Juan José Belmonte Torres

No hay comentarios.:

Publicar un comentario