24 noviembre 2006

Botean para pagar rescate de joven secuestrado en la Costa Grande de Guerrero

Familiares y amigos del joven Ranfés
Palacios Ríos de 16 años de edad, quien fue secuestrado por un grupo
de sujetos fuertemente armados el pasado fin de semana, iniciaron una
campaña de boteo con el fin de reunir el dinero para el rescate.
A la par también iniciaron una campaña informativa que mantiene
la casa paterna llena de visitas y medios de comunicación locales a lo
largo del día para conocer los avances en las negociaciones con los
secuestradores, quienes piden una fuerte suma de dinero, cifra que la
familia se negó a precisar.
La semana pasada, Palacios Ríos fue interceptado por un grupo de
hombres armados con armas largas. El pasado sábado, la Policía
Investigadora Ministerial (PIM) recuperó la camioneta Toyota, negra
con placas de circulación GX-77-101 de Guerrero de la cual fue bajado
el joven cuando se cometió su secuestro.
El vehículo fue abandonado en una huerta de cocoteros, cerca de
la comunidad de Zacualpan, a tan sólo unos cuantos kilómetros de la
colonia Vicente Guerrero, lugar de donde es originario Ranfés
Palacios.
La gente que pasa en vehículos o en transporte público por la
carretera Acapulco- Zihuatanejo, mira con extrañeza y sorpresa al
grupo de mujeres, hombres, jóvenes y niños con botes y alcancías que
piden una cooperación voluntaria a la altura del hogar del plagiado.
Muestran algunas pancartas en las que explican a los
conductores el motivo del retén y con frases como: "me secuestraron,
ayúdame a regresar con mis padres", solicitan el apoyo económico para
esta causa.
Pese a la campaña informativa, las autoridades se han mostrado
herméticas al respecto y no han informado en torno a avances en las
investigaciones para rescatar al joven secuestrado. Mientras el boteo
que iniciara desde el pasado lunes, continúa sobre la carretera
federal, esperando reunir lo suficiente para el rescate de Ranfés
Palacios.

--
Juan José Belmonte Torres

No hay comentarios.:

Publicar un comentario