Médula: Una política al turismo

Por Jesús Lépez Ochoa

 

Sin más experiencia que haber sido diputada en varias ocasiones y ocupado un cargo menor en la Procuraduría General de la República, Claudia Ruiz Massieu es la secretaria de estado más inexperta del nuevo gabinete presidencial, pero sin duda la de mayor influencia dentro del grupo del ex presidente Carlos Salinas de Gortari, su tío materno.

Aunque el turístico es un sector que clama por la especialización en su conducción para la aplicación de una política correcta para su desarrollo, no es la primera vez que a un nivel u otro de gobierno se designa a una política en lugar de alguien experto en la materia.

Se han dado casos con lamentable resultado como el de Jessica García Rojas y Erika Lührs Cortez que tuvieron un gris desempeño en la Secretaría de Turismo del puerto de Acapulco, el destino turístico histórico de México, y por el contrario, el excelente desempeño de Guadalupe Gómez Maganda como titular de la Secretaría de Fomento Turístico (Sefotur), del estado de Guerrero.

La diferencia fue precisamente el oficio político de Gómez Maganda, en lo cual, las secretarias municipales quedan muy bajitas de estatura.

Valga este ejemplo para expresar, que guardadas las proporciones entre municipio, estado, federación, pero además entre la experiencia de cada una de las mencionadas y Claudia Ruiz Massieu, una política si puede dar un buen resultado en Turismo, si se rodea de los técnicos adecuados y echa mano de su oficio político en la relación con el sector.

Si bien su curriculum es el más light de la nueva coalición dominante del país en cuanto a cargos públicos, sus varias diputaciones plurinominales algo deben haberle enseñado.

 Tianguis Turístico

Tampoco hay que generarnos falsas expectativas, ni en el ámbito político, ni en el turístico. En el primero, hay charlas de café en las que se menciona que la Sectur será el trampolín de Claudia para contender por la gubernatura, dada la falta de candidato natural para su partido, el PRI, en Guerrero; en lo segundo, que tendrá segura la candidatura si recupera la sede del Tianguis Turístico para Acapulco.

Efectivamente, el escaparate que le pusieron es bueno y el apoyo del grupo salinista que tiene influencia sobre buena parte del priísmo guerrerense puede ser bueno, siempre y cuando ella haga un buen papel, lo difunda bien y haya acuerdos con la fuerza local que representa Rubén Figueroa Alcocer, grupo político que por su característica caciquil responde menos a influencias externas.

Aclaro que utilizo el término "caciquil" en la definición de Angelo Panebianco, como una elite local con influencia tanto en el ámbito político como en la comunidad. Sin un sentido peyorativo.

 Yo no centraría la posible aspiración de la hija de José Francisco en la recuperación de la sede, por tres motivos:

1.- Su  carácter itinerante fue resultado de la presión de los demás centros turísticos del país. Acapulco es el más famoso y tradicional pero no es el único, amén que su fama ha quedado en la historia ante las mejores estrategias de promoción de quienes hoy le compiten por los turistas.

2.- Claudia será secretaria de Turismo para todo México, por lo que aun siendo guerrerense no podrá aplicar un enfoque etnocentrista, menos cuando hay destinos que cuentan con sectores empresariales muy fuertes  y que por lo tanto pueden transformarse de grupos de interés a importantes grupos de presión en el ámbito nacional. Mientras Acapulco tiene unas debiluchas organizaciones, muchas de las cuales ni afiliados tienen.

Aquí no hay cámaras, más bien camarillas de unos cinco comerciantes que forman una directiva de membrete y fingen una representación sectorial ante los medios.

3.- El presidente Enrique Peña Nieto dijo en su campaña política que el evento será un año en Acapulco y al siguiente en otra sede, que los vamos "a prestar", y donde manda capitán….

Perritura

Los costeños somos fieles aplicadores de la epistemología de don Giovanni Sartori. Atendemos el llamado del politólogo italiano a crear nuevas palabras que ante la polisemia del lenguaje puedan definir exactamente los descubrimientos en ciencia política, lo cual en nuestra amada costa guerrerense ha sido motivo de especial atención en la correcta interpretación de nuestra grilla ramplona, y creamos el término "Perritura".

Este concepto extraído de los líderes seccionales y naturales de barrios, comunidades y colonias populares, tiene la siguiente definición: "Dícese de la ambición de los actores políticos por aprovechar las coyunturas para allegarse una chamba o posición que implique el manejo de millonarios recursos, aprovechando las relaciones políticas como bienes de poder". En términos más llanos, la búsqueda del hueso, pues.

Esto viene a colación porque si antes de conocerse el gabinete había una lista con cientos de nombres repartiéndose las delegaciones federales, ahora que ya se sabe a qué grupos se les dio tal o cual secretaría a nivel nacional, nuevos nombres surgirán.

La Secretaría de Desarrollo Social, por ejemplo, se le dio a Carlos Salinas de Gortari, quien podrá tener ascendencia sobre Rosario Robles, pero el presidente puede poner algunas piezas en el organigrama, entre éstos, al coordinador de delegaciones, o bien la propia Rosario puede echar mano de antiguas amistades. Aquí en Guerrero es conocida su amistad con Ramón Sosamontes Herreramoro y con Alberto López Rosas.

En el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) donde hay renejuaristas moviéndose antes de que se tome la foto, podría darse la sorpresa que la designación favorezca al grupo de Manuel Añorve Baños, gracias a Manlio Fabio Beltrones o Beatriz Paredes, quienes tienen conexiones con Carlos Salinas, cuyo  concuño, José Antonio González Anaya, suena fuerte para director general, lo que se sabrá una vez sea presentado el gabinete ampliado.

jesuslepez@gmail.com

 

Entradas más populares de este blog

Los Aguirre Herrera celebran 31 años de bien casados y mejor unidos

Lo descuartizaron vivo; era taxista en Zihuatanejo

Reubicarán a afectados por inundaciones en Acapulco