Crimen amenaza proyectos en Acapulco


Fuente: El Universal
La delincuencia organizada amenazó a la empresa Cemex Concretos, S.A. de C.V., que ganó la licitación para llevar a cabo las obras del proyecto Acabús en este puerto, al exigirle el pago de derecho de piso por un monto de 2 millones de pesos y amenazaron con asesinar a sus trabajadores y tirarlos a las puertas de la compañía de no hacerlo.
Fuentes estatales consultadas confirmaron que no es el único caso de extorsión por parte de la delincuencia organizada.
El secretario de Desarrollo Urbano y Obras Públicas del gobierno del estado, Jorge Díaz, admitió que "tenemos mantas (con amenazas de extorsión) que aparecen en todas las obras y en todo el estado y no ha sido motivo para parar (las obras)".
La empresa Cemex, S.A. de C.V. ha invertido 160 millones de pesos en el proyecto Acabús, el cual inició su obra en marzo de este año y concluirá en marzo de 2013.
La procuradora de Justicia del estado, Martha Elva Garzón, informó de esta denuncia al secretario General de Gobierno, Humberto Salgado Gómez, de acuerdo con una tarjeta informativa de la cual EL UNIVERSAL tiene una copia.
Se solicitó entrevista con ambos funcionarios, pero no fue otorgada.
Los trabajadores informaron que la empresa constructora decidió detener la obra del Acabús para presionar al gobierno del estado de Guerrero para que cumpliera con ofrecer las medidas de seguridad que se solicitó cuando iniciaron los trabajos, ya que la mayoría de los ingenieros vienen de otras entidades.
Díaz comentó que "no ha habido por parte de Cemex hacia nosotros algún tipo de comentario de que se haya registrado un secuestro o le hayan exigido un derecho de piso en lo absoluto... Cemex ha solicitado seguridad, y los tres niveles (de gobierno) han estado vigilando las obras y cuando se trabaja en las noches pedimos que haya patrullas y eso es el apoyo que le damos a ellos".
La "cuota" interpuesta
De acuerdo con una denuncia interpuesta ante el Ministerio Público por actos "posiblemente delictuosos", el 25 de octubre de este año el ingeniero Jaime Cuauhtémoc González Juy fue notificado por Juan Pablo Infante Serrano, residente de obra de la empresa Gami Ingenería e Instalaciones, S.A. de C.V., "que un grupo de personas pertenecientes a la delincuencia organizada solicitaban 2 millones de pesos en efectivo y mil pesos en vales de gasolina como derecho de piso para permitir continuar con la obra denominada Acabús".
De lo contrario, señala el texto enviado por la procuradora estatal a Salgado Gómez, "se llevarían a cabo levantones (sic) y se depositarían cadáveres frente a las oficinas de la empresa agraviada".
Garzón dio a conocer a Salgado Gómez también que ya tomó declaraciones del apoderado legal de la empresa, así como de los testigos que recibieron la solicitud del cobro como derecho de piso.
Díaz explicó en entrevista que la empresa Cemex no le ha informado de alguna amenaza o cobro de derecho de piso por parte de miembros de la delincuencia organizada.
Sin embargo, comentó que desde que la obra inició la empresa constructora solicitó la seguridad para los trabajadores que construyen en los tramos de la Vacacional, Paso Limonero y Ciudad Renacimiento, donde elementos del Ejército, Marina y policías Federal y Estatal mantienen vigilancia permanente.
El funcionario de la entidad aseguró que la empresa constructora no le ha hecho ningún tipo de comentario de que se haya presentado algún secuestro o el cobro de piso, pero sólo se le ha brindado la seguridad que solicitó desde un principio.
Primeros atentados
El pasado 12 de junio, durante el día y sobre el bulevar Vicente Guerrero, donde se lleva a cabo la obra, sujetos armados privaron de su libertad con lujo de violencia a tres ingenieros y la obra fue parada por algunos días.
Los trabajadores informaron que la empresa constructora decidió suspender la obra del Acabús para presionar al gobierno del estado para que cumpliera con ofrecer las medidas de seguridad que se solicitaron cuando iniciaron los trabajos, ya que la mayoría de los especialistas vienen de otras entidades.
El secretario de Obras Públicas aseguró que los trabajos no se detuvieron por la inseguridad, sino que se debió a que la empresa no se había puesto de acuerdo con el sindicato y transportistas de materiales para la retabulación de salarios y eso generó un pequeño retraso.
"No es fácil trabajar en esta zona para la empresa Cemex y tuvo que hacer una retabulación, eso ha generado un pequeño retraso de la misma obra, por la cual se han venido trabajando tres turnos", explicó Díaz.
El funcionario estatal expuso que la obra del Acabús ha tenido "su detalle" y al igual que otras que edifica el gobierno del estado se han encontrado mantas con mensajes de amenaza, que se han retirado, pero no se han presentado casos de secuestros o extorsión hasta el momento.
"Hasta donde tenemos conocimiento, Cemex no nos ha informado de las amenazas; tenemos mantas, que aparecen en todas las obras y en todo el estado y no ha sido motivo para parar, no ha sido motivo por el cual la empresa disminuyó un poco la gente [...] más bien fue por el acuerdo que tenía la empresa con sus trabajadores, en cuestión de los tabuladores, gastos, sueldos y este tipo de cosas", declaró Díaz.
Insistió en que por parte de Cemex no ha habido hacia el gobierno del estado comentario de que se haya registrado un secuestro o un cobro por derecho de piso.

El Universal - Los Estados - Crimen amenaza proyectos en Acapulco

Entradas más populares de este blog

Lo descuartizaron vivo; era taxista en Zihuatanejo

Los Aguirre Herrera celebran 31 años de bien casados y mejor unidos

Desmienten rapto de niños para robarles órganos en Acapulco