¡Nos mudamos!

Poco a poco verás menos notas aquí.

Desde hace un par de meses comenzamos a migrar, te invitamos a hacerlo con nosotros dando clic aquí ->

También puedes seguirnos en nuestra fan page de Facebbok: AQUÍ

Y también puedes seguirnos en Twitter como @noticiaacapulco

Gracias por tu confianza!

15 abril 2008

Tiburones y sirenas

El turismo es un negocio serio que tiene una cara amable. Lo consideran frívolo sólo quienes se acercan en periodos vacacionales. Los rudos ganan y dejan, como parte de su estrategia, que los técnicos acaparen las fotos. El Tianguis Turístico de Acapulco, que arrancó este fin de semana en su edición 33, es un estanque de tiburones con un perímetro de sirenas. Mientras en las aguas profundas se llevan a cabo 21 mil citas de negocios, entre vendedores que representan 500 empresas y compradores provenientes de 28 países, en los alrededores se realiza una fiesta colorida, en la que los expositores se esmeran por convencer, diría seducir, a los visitantes sobre las bondades de los destinos que representan.

Numeralia
Entre los participantes están las 32 entidades federativas. Una de las indiscutidas bondades del turismo es que nadie repara en filias o fobias partidistas. Hay lugar para todos. Demanda, para tener éxito, trabajo interinstitucional. El estado de Guerrero y el municipio de Acapulco, por ejemplo, son bastiones perredistas, y su vocación y vitalidad turística son evidentes. De hecho, las formaciones políticas de mayor compromiso social tienen en el turismo un aliado formidable. La cifra clave de la numeralia del sector, el dato que no debemos perder de vista, es que tiene 2.4 millones de empleados registrados en el IMSS, lo que la convierte en la principal generadora de chambas, formales e informales, a lo largo del país. Lo dicho, es un negocio muy serio; la oportunidad de que millones de compatriotas vivan mejor.
De ahí se desprende la demanda reiterada de hacer del turismo una prioridad nacional, con una política de Estado. Por los empleos que genera es factor de estabilidad social, que no es poca cosa en una nación con los desequilibrios abismales de la nuestra. No está de más preguntarnos qué habría pasado en comunidades de Guerrero o Oaxaca, en las que ronda siempre el fantasma de la violencia, sin la opción turística. Merece, por lo tanto, una atención similar a la que se le brinda, para usar un ejemplo ingrato aunque de moda, al tema petrolero. Con la salvedad de que en algunas décadas la gente seguirá viajando, incluso viajará todavía más, pero utilizará un combustible diferente. Los yacimientos declinan, el turismo crece.

Megadesarrollo
La inauguración del Tianguis se efectuó en un nuevo mega desarrollo turístico denominado “Mundo Imperial”, que se edifica en la zona conocida como Acapulco Diamante, con una inversión de 300 millones de dólares. Cuenta con un Forum para 4 mil personas, un Centro de Exposiciones de más de 30 mil metros cuadrados, un hotel de lujo con 800 habitaciones, entre otros encantos que disfrutarán, cuando se inaugure durante el periodo vacacional de fin de año, los acaudalados turistas que lo visiten. Lo importante es que miles de guerrerenses trabajan ahora en su construcción y casi dos mil familias encontrarán ahí un empleo fijo, con todas las de la ley.
Hace más medio siglo Acapulco catapultó a México a las grandes ligas del turismo internacional. Se colocaron entonces los cimientos de lo que solía llamarse, en los discursos oficiales, la industria sin chimeneas. Es loable, y merece por lo tanto el respaldo integral de la federación, la vitalidad que el puerto demuestra con estos nuevos desarrollos, diversificando sus productos para captar un nuevo tipo de visitantes, con lo que desde luego acumula puntos para continuar siendo sede del Tianguis, distinción que le disputan otros destinos. Lo cierto, sin embargo, es que son pocos los destinos con la infraestructura y conectividad de los que goza Acapulco, acaso Cancún, Monterrey y la ciudad de México, que suelen acoger convenciones grandes.
El año pasado ingresaron al país 13 mil millones de dólares por concepto de turismo internacional. Podemos y debemos ir por más. El monto de las divisas no tiene techo. Países como España y Francia obtienen por turismo cantidades alucinantes. Por lo pronto, hay que poner en marcha programas para captar más turistas europeos, pues la alta cotización del euro hace atractivo, más que nunca, que viajen al Nuevo Contienen. De hecho, se habla de conformar un eje turístico con Canadá y Estados Unidos, para presentar una vasta oferta imbatible. Comenzó el Tianguis Turístico de Acapulco; hasta Rodolfo Elizondo, que no es precisamente un cascabel, sonríe.


Tiburones y sirenas / 15 de Abril de 2008

Archivos

linksynergy

LinkShare  Referral  Prg