Clausuran talleres artísticos para mujeres dentro del Cereso de Acapulco


Con una exposición de trabajos de artes plásticas, poesía y teatro fueron clausurados los talleres artísticos Libertad Bajo Palabra, programa impulsado por el  el Instituto Guerrerense de la Cultura destinado al sector femenil del Centro de Readaptación Social de Acapulco con siete talleres artísticos que tuvieron una duración de seis meses.

Libertad Bajo Palabra dió inicio el pasado 16 de julio y concluyó el pasado diciembre. La propuesta de llevar actividades de arte y cultura a las mujeres reclusas fue propuesta del IGC, pues se identificó que a diferencia de los hombres reclusos, las mujeres padecen mayor abandono en el cumplimiento de sus condenas.

Durante el evento estuvieron presentes el Director del Cereso, Antelmo Magdaleno Solís; la Directora de Enseñanza y Patrimonio Cultural del IGC, Citlali Guerrero Morales; el Director  de Centros Culturales y Difusión del IGC, Manuel Zepeda Mata; la Coordinadora del Programa Transformemos Nuestro Entorno en Renacimiento, Wendy Estrada Illan y la Visitadora Regional de Defensa de los Derechos Humanos en Acapulco, Fanny Ruth Lara Figueroa.

Previo al corte del listón de los trabajos presentados, el Director del Cereso, Antelmo Magdaleno comentó la importancia de los talleres artísticos llevados por el IGC al Cereso con el beneficio de 102 mujeres involucradas en diferentes actividades artísticas "fue incondicional su apoyo para las internas, pues se trató de una opción más para ellas".

En el recorrido de trabajos se pudo observar tres murales que las mujeres reclusas desarrollaron en el taller de Muralismo Urbano impartido por José Ruiz Altamirano, quien presentó a las alumnas para que explicaran su propia expresión a través del mural,  del cual resaltaron su experiencia dentro de la cárcel a través de un paisaje seco que se convertirá "en vivo el día en que salgamos aquí", comentaron.

Así también algunas participantes de los talleres agradecieron a sus maestros por la paciencia en el proceso de aprendizaje de cada uno de los talleres en los cuáles pudieron desenterrar sus frustraciones, depresiones y así lograr estados de ánimos óptimos que despertaron su creatividad e imaginación a través de las actividades artísticas.

Los talleres fueron: Teatro impartido por Silvia Salazar Almenara con el taller Mujeres en Escena;  Poesía impartido por Antonio Salinas Bautista con el taller La palabra de mis sueños;  De Cuento impartido por Édgar Pérez Pineda con el taller Las escamas de la palabra;  Dibujo  impartido por Gerardo León Naranjo Patiño con el taller Trazando horizontes; De  Muralismo impartido por José Ruiz Altamirano con el taller Neo muralismo Urbano; de Escultura  impartido por Jorge Alfaro con el taller Escultura en barro cocido y Pintura impartido por Sol Natividad con el taller Arte como; oferta de vida-trabajo-oficio.

Al final, algunas alumnas de los talleres de poesía y narrativa leyeron sus obras literarias que abordaban su vida dentro de la cárcel, la soledad y el anhelo de la vida en libertad. Asimismo, fue llevada a escena una de las obras de la literatura clásica, Las Hijas de Bernarda Alba del escritor Federico García Lorca, en la cual, las mujeres mostraron su talento, sensibilidad y desenvolvimiento escénico que arrancó aplausos de funcionarios y comunidad del penal que presenció por un largo rato la obra de teatro.

Para este 2013, el Instituto Guerrerense de la Cultura y el Cereso de Acapulco mantendrán estas actividades artísticas con el fin de continuar la estrategia de reestablecer el tejido social y reforzar la readaptación social a través del arte y la cultura.
 

Entradas más populares de este blog

Lo descuartizaron vivo; era taxista en Zihuatanejo

Los Aguirre Herrera celebran 31 años de bien casados y mejor unidos

Desmienten rapto de niños para robarles órganos en Acapulco